Saltar al contenido

¿Cuándo cambiar la almohada?

Queremos saber ¿Cuándo tenemos que cambiar nuestra almohada?. Para ésta pregunta no hay una sola respuesta. ¿Cómo sabremos si debemos cambiar nuestra almohada?

Es muy probable que el desgaste de nuestra almohada, sea tan poco a poco, que no lleguemos a darnos cuenta cada día que pasa. Pero en algún tiempo veremos a aquella almohada que era firme o tenía la forma y suavidad que queríamos, que ahora ya no es la misma.

Hay pequeñas alarmas que nos avisan, y hasta hay veces que las vamos dejando pasar hasta que un buen día, nos hace un clic en la cabeza, que tal vez que ese malestar o dolor es causado por el mal estado de nuestra almohada.

cambiar la almohada
Una posible razón de alergia respiratoria: los ácaros.

Guía para cambiar la almohada

Aquí explicamos las razones más normales que nos avisan que debemos cambiar nuestra almohada y que tal vez no hemos escuchado el aviso:

Pensar en el tiempo

Si la pareja por excelencia de la almohada, el colchón, tiene un período de cambio recomendado cada 10 años, la almohada va a depender de su calidad para tener un parámetro.

¿Cada cuánto la debemos cambiar? Desde los 6 meses hasta los 3 años, según recomiendan algunos fabricantes. Aunque no hay una referencia EXACTA para saber cada cuánto hay que cambiar la almohada, pero si disponemos de alertas que nos avisan de que el tiempo de cambio ha llegado.

El uso continuado hace que nuestra almohada vaya perdiendo su forma.

Malestares en el cuerpo

  • Primero, lo que se pierde es la comodidad.
  • Aparecen dolores de cuello o espalda.
  • Cansancio muscular. Dolor de cabeza constante resultado de la mala postura.
  • Cuando no se puede dormir bien o se padece de insomnio.
  • Cuando haya sospechas de que se tiene alergia respiratoria. Si son más fuertes a la primera hora del día ( posible causa: ácaros) o irritaciones en la piel.
  • Se nota que se empieza a sudar durante la noche.
  • La transpiración y el aceite del cuero cabelludo puede poner amarilla la almohada y hasta ser el punta-pie inicial de una reacción alérgica o aparición de acné.
cambiar de almohada
No poder descansar correctamente hace que nuestro no empiece de la mejor forma.

Evidencia de mal estado de forma, olor y color

  • Cuando vemos a nuestra almohada rota, deforme o cuando la doblamos y no vuelve a su estado original, porque ha perdido su rigidez.
  • Cuando vemos a nuestra almohada amarilla, sucia o con manchas.
  • Aunque no lo veamos, una posible razón del mal olor es causada por las células muertas y ácaros.
cambiar la almohada
Nuestra almohada debe estar en buenas condiciones para ayudarnos a descansar.

Otras cuestiones

Cuando fue una almohada barata, prestada o heredada.