Almohadas para las piernas

Dos opciones, entre piernas o para tenerlas elevadas

Usar almohadas en las piernas ayuda mucho a poder descansar mejor.

Buscas descansar mejor, una muy buena idea es usar una almohada para las piernas ! Aquí la pregunta obligada es la siguiente:

¿Quieres descasar mejor? o ¿necesitas mejorar la circulación de tus piernas?. En la respuesta está el tipo de almohada que necesitas.

Las almohadas entre las piernas sirven para que no se desplacen las piernas, cuando duermes de lado, juntando las rodillas. Con ello evitamos la torsión en la parte baja de la espalada alineando la cadera.

Las almohadas de elevación o almohadas para piernas cansadas sirven para mejorar la circulación de las piernas, con ello logramos dormir con las piernas en alto descansando mejor y reducir que no se hinchen por mala circulación; también evitaremos tensión en la zona lumbar favoreciendo un descanso mucho mejor.

Importante, que tengan una goma de sujeción

Es muy importante que las almohadas tengan la sujeción adeucada.

Hay muchos modelos y de diferentes materiales, con lo que podemos elegir sin preocuparnos de nuestro presupuesto. Lo que consideramos un buen consejo es que deben tener una goma de sujeción a la pierna, con lo cual evitamos que se salga o caiga mientras dormimos y nos movemos.

Muchas veces hemos escuchado recomendaciones tales como dormir con un cojín entre las piernas, pero es justo en esa frase donde no se aclara, que para que no caiga, mejor con una banda de sujeción.

Mejor, viscoelástica con memoria de forma

Con respecto a los materiales, las hay de todo tipos, pero lo más recomendable es que sea viscoelástica porque ello garantiza que se adepte perfectamente a nuestras piernas y que no se deformará en un tiempo prudencial, ya que este material tiene la característica de que una vez que dejamos de usarla, vuelve a su estado y forma original, quedando lista para su uso otra vez.

Las almohadas para las rodillas o cojines para dormir de lado, como suelen llamarse, de otros materiales, como por ejemplo las de plumón no se adaptan tan bien y con ello deberíamos ir acomodándola.

Beneficios para la columna y parte baja de la espalda

Evitar el dolor de la parte baja de la espalda y por ende de la columna hace que logremos un mejor descanso.

Recordamos que dormir de costado hace que la postura no sea la más natural y con ello no logramos un descanso pleno. La cadera y la parte baja de la espalada tienen presión por su mala alineación, es en ese caso, cuando dormimos de costado, que se recomienda usar una almohada entre las piernas.